El derecho a decidir dar pena

El texto de hoy tiene mucho de opinión cruda y espontánea. No voy a pararme a, como hago habitualmente, enlazar fuentes o ilustrar el discurso con gráficos y datos. Además, conociéndome, puedo garantizar y garantizo que este no va a ser un texto agradable de leer para los malditos hippies hiper-sensibles que se ofenden por todo, la especie dominante en “la intesné” (me van a llamar fascista por eso).

12 de noviembre de 2016. Desde esa fecha no he vuelto a escribir nada en este blog. He estado un pelín ocupado con otros asuntos y ningún suceso desde entonces ha tenido importancia suficiente como para molestarme a escribir sobre él. Con esto no quiero decir que, por ejemplo, no considere un asunto capital el terrorismo yihadista (menuda mala pata, ahora me llamarán racista). Lo hago. Pero no merece la pena perder mi tiempo escribiendo sobre ello porque los idiotas ganaron la guerra cultural y recurren a las palabras “islamofobia”, “racismo”, “machismo” y “fascismo” como respuesta a todo. Así que sed felices mientras nos matan, disfrutad de lo votado y llevaos las putas manos a la cabeza mientras nazismo y la yihad pugnan por controlar Europa sin enteraros de la misa (huy, perdón, escribí misa, soy un fascista) la mitad.  Seguir leyendo

Anuncios
Publicado en Cataluña, España, Historia, Libertades públicas, Opinión, Política | Deja un comentario

Ni siquiera lo viste venir

Llevo mucho tiempo sin escribir en el blog. Y llevo tiempo sin escribir por salud. Por puro agotamiento. Porque si decía lo que pensaba —y en muchos casos sigo pensando— lo de tener que aguantar el pataleo del personal me daba perezón.

Pero llegados a este punto y ya, por fin, con un gobierno a la vista en este país de imbéciles, me voy a soltar el pelo que me queda. No sé si lograré hilar un desarrollo de eventos o iré soltando mala baba aleatoriamente; Dios dirá —y perdón, porque ya sé que al nombrar a Dios soy un fascista e igual una paliza me vendría bien—.

Empecemos con la gran pregunta que se hace todo el mundo: ¿cómo es posible que la gente le vote al Partido Popular? Pregunta inquietante porque es muy española, pero muy inconveniente. Una pregunta que trata de situar “la culpa” de dos victorias consecutivas —y sólidas— del PP en las dos elecciones generales que hemos “disfrutado” estos últimos 10 meses en los votantes del PP. Victoria que, de haber seguido reinando el disparate, habría sido aplastante en diciembre de 2016. Si yo pintase algo en un partido político de la oposición la pregunta a formular sería “¿cómo de inútiles somos para que el resultado haya sido este?”. Seguir leyendo

Publicado en Corrupción, España, Europa, Internacional, Opinión, Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Quién es el país?

Sí, lo sé, tengo el blog abandonado. Pero cuando lo saco a pasear escribo cosas chachis y eso compensa. O deberá compensar. Bueno, al lío:

No soy capaz, creo, de contar nada que no se sepa de Mark Twain. Pero, quizás, sí que pueda reproducir un texto suyo de un libro que no llegó a publicarse llamado “Glances at History”. Y es un fragmento que me encanta. Desde la primera vez que lo leí, hace ya 10 años, hasta hoy, más emocionante que nunca dada la dudosa deriva que —a todos los niveles— sufren la democracia occidental en general y la española en particular. Deberíamos sentirnos obligados en cierta manera por Twain. Porque, como bien dice, ir contra tus convicciones es ser un traidor. Tanto a ti mismo como a tu país. Y en España por un puñado de votos cambiamos de convicción como de chaqueta.

Hasta aquí he llegado yo. Ahora os dejo con el maestro. Seguir leyendo

Publicado en Historia, Internacional, Libertades públicas, Opinión, Política | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Titiriteros y otras cuerdas

Reflexión rápida sobre los titiriteros:

1.- El juez es el que tiene los datos y el que decidirá.

2.- Se ha abierto un nuevo frente: que todo lo orquestase el Ayuntamiento de Madrid. Y esto, obviamente, lo tendrá en cuenta el juez.

3.- El argumento de que “el enaltecimiento del terrorismo no afecta a la gente, sino la corrupción” es puñetera demagogia y roza el insulto a la inteligencia. Gente más loca todavía ha arremetido contra los padres por llamar a la policía.

4.- Hace más de una década que en España no existe la libertad de expresión. De hecho ya hablé sobre ello en Perros de Guerra. Y hace nada Iker Jiménez incidió sobre el asunto de manera acertada —y necesaria—. Lo que tenemos es una dictadura de lo políticamente correcto y sólo en sus parámetros puedes ejercer la libertad de expresión.

5.- Esa libertad de expresión sólo se reclama para los de ramo dominante en Internet. Si no eres oficialmente del equipo, no puedes expresarte. O, al menos, no sin represalias. Un ejemplo maravilloso lo tenemos en Ada Colau. Pontificaba en estos términos sobre el asunto:

https://twitter.com/AdaColau/status/696088159701098496

Lo normal, lo que todos esperamos: es momento de quedar bien, que es lo que da votos. En cambio, sus políticas sobre la libertad de expresión a la hora de la verdad son un pelín diferentes.

6.- Otro argumento popular sobre el asunto es el que defiende la libertad de expresión en el campo del arte y la cultura. Pero resulta que eso tampoco es así. Sobran ejemplos.

Como vemos, la censura está muy bien según quien la lleve a cabo. Y podemos constatar lo que decíamos antes; la libertad de expresión es algo maravilloso si dices lo que yo. Y defenderé tu derecho a decir lo que yo sólo si eres de los míos.

7.- Por terminar con mi opinión. Yo no veo el delito, pero ni soy el fiscal, ni soy el juez. Tristemente sólo tengo mi opinión, que vale tanto como la de Ada Colau. Apañados estamos.

Actualizo el artículo con la opinión de Carolina Bescansa, nº 3 de Podemos. Ella tiene bien claro que la libertad de expresión se aplica si viene bien. Y al Ayuntamiento de Madrid, en este caso, no le viene bien.

Publicado en España, Libertades públicas, Política | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

La peor resaca electoral

Esto que voy a escribir, desgraciadamente, en 4 años seguirá siendo perfectamente válido. Y así nos va. Porque, siempre, de aquellos polvos…

Antes de unas elecciones a todos se nos llena la boca con la palabra “democracia”. Tras meses leyendo, casi en exclusiva, patrañas y manipulaciones de todas las clases y colores en las redes sociales —sinceramente, he leído más mentiras sobre lo que dijeron Fulano y Mengano que propuestas electorales emocionantes—, volvemos a tener entre nosotros una figura típica: el que se considera perdedor señala al votante del que considera que le ha perjudicado con el dedo y procede al insulto y la vejación, amparado por la masa. ¿Por qué? Supongo que porque es lo fácil. Seguir leyendo

Publicado en España, Política | Deja un comentario

El malo conocido

Esto que vais a leer ha sido traducido y redactado íntegramente por Rodrigo Vivas. Me lo pasó hace ya tiempo, pero hasta hoy no me he sentado con el texto y casi que gracias. Creo que el momento es inmejorable. Tras los atentados de París del 13 de noviembre hemos puesto el punto de mira en los que, hasta el otro día, eran “los rebeldes sirios que luchaban por su libertad, por deshacerse del yugo de Al Assad” y que terminaron siendo los nuevos integrantes del Estado Islámico. Ejecutores, a la postre, de la mayor tragedia acaecida nunca en Francia sin una guerra mediante.

Y digo que este momento es ideal porque siempre es bueno pararse a pensar. Respirar hondo. Ordenar las ideas. Procesar que el que era el diablo, Al Assad, vuelve a ser ese malo conocido (y así hablaba de ese místico hecho en este otro artículo: 300.000 muertos después).

El mundo es un lugar terrible y debemos dejar a un lado las verdades absolutas, las tonterías moralistas que tratan de inculcarnos. Es un tópico, pero cierto: no hay nada blanco o negro. No existen el bien o el mal, sólo la opinión de la mayoría. En ese limbo moral nos encontramos casi siempre. Ahí reside Al Assad.

Sin más preámbulos, os dejo con la historia de César:

Seguir leyendo

Publicado en Internacional, Opinión, Política, Siria | Etiquetado , , , | Deja un comentario

300.000 muertos después…

Esta va parecía que iba a ser de esas entradas cortas del blog. Parecía que me iba Me voy a limitar a exponer una reflexión sobre el asunto del momento. Pero soy incorregible y con el paso de los días se me han calentado los dedos.

Desde ayer —por un motivo obvio— estaba pensando si escribir, o no, sobre qué crisis humanitarias sí merecen la compasión de los europeos y cuáles no. En Somalia llevan veintitantos años matándose y nos ha resbalado a base de bien. De vez en cuando la cosa está calmada y sacan a pasear al Cuerno de África, pero poco más. Sobre si el fervor mediático es cosa del origen del desgraciado —porque tras décadas de africanos ahogados en el Mediterráneo igual es eso— o del periodo electoral. Ya escribí hace unos meses sobre una historia tangencialmente similar. Boko Haram, que tan consternados nos tuvo y tal.

Quizás sea por la mala conciencia. Al fin y al cabo, la opinión pública europea ha ido cambiando de bando en la guerra civil siria según soplaba el viento. Como siempre. Hace nada lo vivimos con las “primaveras árabes” del norte de África. Y, mira, me vienen bien. La propia UE ha proporcionado medios a ambos frentes —ni hablemos de EEUU, que seguro que ya ha armado a bandos que aún no participan en el conflicto, pero lo harán—. Que si Al-Asad es malo y oprime a su pueblo y otra “primavera árabe” no estaría de más. Pero el Estado Islámico combate junto a los rebeldes sirios y entonces Al-Asad es bueno porque los mantiene a raya. Pero llegan los refugiados a Europa y entonces Al-Asad vuelve a ser, innegociablemente, malo… Hasta que vuelva a convenir. Así ad eternum. Seguir leyendo

Publicado en España, Europa, Internacional, Opinión, Política, Siria | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 4 comentarios