Dice el FMI que…

Es que somos gilipollas. De verdad, gilipollas profundos. Ni un atisbo de claridad. Voy y me topo con un conocido que, muy satisfecho él, me señala que el FMI dice que de esta salimos en el 2014. Tras una más o menos breve conversación —durante la que trato de guardar las formas— nos despedimos, no sin ganas de liarme a cogotazos. Y como eso está feo y me estoy rehabilitando, voy a soltar aquí la mala leche.

Vamos a ver, Anacleto. Vamos a ver. Me llevan contando que salimos de la crisis en un par de años desde el 2008, cuando de hecho no había crisis, que lo dijo el sinvergüenza que teníamos como presidente. El tipejo incluso se permitió el lujo de llamar mentirosos (falacias y catastrofismo) a los que hablaban del tema. Economistas (que menudo gremio, Zapatero aprendió economía en dos tardes) y demás fauna eran más o menos positivos según su afinidad a quien pagase. La conclusión era que para el 2010 se salía del bache, que esto “nah”, un tropezón, ni crisis ni gaitas. Eso de que en EEUU estuvieran rodando cabezas no iba con nosotros, que los americanos son muy ignorantes porque he visto vídeos de YouTube y no saben situar ni su casa en el mapa.

Ya en el 2009 la petarda de Salgado (que ya está enchufada en Endesa, que como buena empresa privatizada es un sitio estupendo en el que retirarse tras la política) vio “brotes verdes” donde sólo había gente muerta del asco esperando en la cola del INEM. Hasta que llegamos a 2010, sí, cuando ZP prometió salir de la crisis y subió los impuestos para hacerlo junto a una reforma laboral que dio más pena que vergüenza. Pero claro, sacaron la calculadora y vieron que eso no iba a cuadrar ni a martillazos. Ya se hablaba de que esto hasta el 2011 nada, que el 2012 era el año clave. Hasta que, claro, llegamos al 2011.

Cambiamos a un equipo de pobres imbéciles en el Gobierno por otro y, claro, pasó lo que pasó. Lo que no hemos dejado de sufrir en esos 13 meses, tontería tras otra. Que si reforma laboral, que su subida de impuestos, que si puteo a las PYMES por aquí, a los autónomos por allá, que si mejor cuanto más pobres. Tras dejar a ZP como el “malo conocido”, el “bueno por conocer” lo vio claro: En el 2012 no iba a pasar, que este iba a ser el peor año de la crisis por la herencia recibida y tal. Y tuvieron razón hasta que empezaron a hacer cuentas de cara al 2013. Ahora el 2013 es el que va a ser el año malo de verdad, pero en el 2014 se levantará cabeza. Eso sí, en el 2014 los números pintan bastos y eso de crecer lo van a hacer las alubias, porque lo que es la economía de la piel de toro va a ser que no.

Total, lo único cierto es lo que me venían diciendo los que saben y no estaban (hay quien sigue sin estarlo) en nómina de algún partido político; “hasta el 2020 espera sentado, tranquilote, que no te corre prisa”.

Qué país, rediós. Y lo divertido es que no hay nadie a la sombra. Ni Aznar, ni ZP, ni lo estará Mariano. Ni un banquero, por supuesto. De hecho lo que es pisar el talego no lo hace ni Carromero. Y al pobre subnormal que se despista y es enchironado, haya robado (los banqueros de ZP o los políticos de Mariano) o matado (al conductor kamikaze de Gallardón me refiero) lo indulta el Gobierno de turno, que para eso está.

El problema es que la crisis no es realmente el problema. El problema de verdad viene de mucho más atrás. La combinación Comunidades Autónomas + Sinvergüenzas en San Jerónimo. 18 colectivos de mamarrachos, que ya son colectivos. Un país corrupto hasta el tuétano donde los 45 millones de gilipollas no hacemos otra cosa que señalarnos unos a otros con el dedo en lugar de apuntar todos en la misma dirección.

Vamos a pasar de puntillas sobre lo más grave, la educación o falta de. Y es lo más grave porque de un pueblo educado no te ríes en la cara. Un pueblo educado se vale por sí mismo, él se apaña. Te tira a la cabeza la Constitución con la que te has estado limpiando el culo durante 34 años ya. Por mucho que hayamos solucionado a navajazos las cosas durante toda la vida, si alguno de los tíos que han dirigido esta nación hubiera abierto la puerta de la educación y la cultura, la habríamos atravesado. Creo, vamos, que a este respecto sí tengo dudas.

Hagamos memoria juntos. Ya desde tiempo inmemorial —Felipe González— la educación de esta democracia joven e inocente se fue deteriorando. De pobre pasó a nula. Gastamos dinero en formar a futuras personitas, pero sin formarlas. Un niño/adolescente termina su educación obligatoria sin saber por dónde coño sopla el viento. Lee malamente, cuenta con los dedos y piensa que “el inglés” es el vecino rubio ese que tiene. A los diversos informes internacionales me remito; para un niño, lo de nacer fuera de muy determinadas CCAA en España es una sentencia (y casi que podría usar el singular). El caso más curioso es el de la asignatura de historia. A poco que uno tenga algo de conocimiento, es leer un libro de texto de cualquier colegio y quedarse con cara de tonto porque eso que el niño está estudiando no pasó así. Bueno, qué cojones vamos a esperar de un país que va por la vida quitando estatuas de plazas y cambiando el nombre de calles para hacer como que no tuvimos una guerra civil con posterior dictadura.

Da para tesis el hecho de que no hay ni una sola universidad española entre las 200 primeras del mundo (2 entre las 500, catalanas ambas, ¿casualidad?).

Y lo voy a dejar aquí, porque me corroe la mala sangra y me voy por las innumerables ramas podridas que tiene Hispanistán y no termino nunca.

Alberto Suárez.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía, Educación, España y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s