Y si somos los mejores, bueno, ¿y qué?

Los que me conocen personalmente saben de sobra que lo mío con el AVE es precisamente eso, personal. Lo tenía atravesado hace 10 años y hoy, en pleno descalabro hispanistaní, no va a ser menos. Imaginad mi sorpresa cuando me topo yo con esta noticia mientras desayunaba hoy mismo: Fomento inaugurará en 2015 más de 1.000 nuevos kilómetros de alta velocidad. Pasó lo que tenía que pasar, terminó TODO lleno de cola-cao y trozos de sándwich a medio masticar.

Sitúo a la jauría. No es sólo el AVE. A mí toda infraestructura ridícula que sólo sirve para ganar votos y hundir un poco más en la mierda, si cabe —que lo dudo— a España, me provoca esa mezcla entre asco y ganas de matar. Ya sabéis, esa de estar sentado en tu butaca de la guagua y el que está de pie delante de ti se tira un pedo. Aeropuertos sin aviones, autopistas de peaje sin usuarios, trenes de alta velocidad sin pasajeros y lo que te rondaré, morena.

¿Sabéis cuántos aeropuertos tenía Alemania la última vez que lo miré? No llegaban a 40. Y veo que mi memoria va bien. Mientras tanto, en España, un país con la mitad de población, con la mitad de salario medio bruto anual y 3 veces menos PIB íbamos por 50, con unos cuantos más en construcción. Que somos un país turístico y blablablá, ya. A todos los turistas que han aterrizado en Castellón me remito. Pero no es que se construyan porque sí, nada más lejos de la realidad. El truco consistía pedir un crédito a una entidad que avale la Comunidad Autónoma de turno —cosa que solía suceder, qué curioso—, firmar el típico contrato de “si no llegan 500.000 pasajeros pones tú la diferencia”, que de nuevo, curiosamente, la Comunidad Autónoma de turno solía aceptar sin rechistar y listo. ¿Y qué idiota no firmaría? ¡Si gracias al aeropuerto se les iba a llenar el pueblo de turistas! ¿Quién no conoce a 700.000 rusos que estén fritos por visitar Sabadell, o Albacete, o Huesca, o…?

mapa aeropuertos

Y ojo al decirle al ciudadano que es una tontería tener un aeropuerto para los 4 gatos que van a usarlo, si es que lo usan. Tiento. Se ofenderá muchísimo. A ver quién se creen los grancanarios para tener un aeropuerto de narices, ¿los cacereños son menos o qué?

Pues 3/4 partes de lo mismo sucede con el AVE. Sólo que en caro y monstruoso. Porque un aeropuerto es “barato”. ¿200, 500, 1.000 millones de euros que no son recuperables? ¿Aparte de los costes operativos que no pueden cubrir y palman pasta ad eternum? Eso es calderilla. Pero la alta velocidad… Amigo. Es otra liga, Champions League de la economía. Y tan Champions League.

Un kilómetro de línea férrea de alta velocidad sale, mínimo, 5 millones de euros, suponiendo orografía favorable, cosa que no suele pasar porque esto es España. Como sea necesario excavar un túnel o historia parecida, nos plantamos en 50 millones por kilómetro. Tenemos unos 18 millones de € por kilómetro de media. Y otros 100.000€ anuales de mantenimiento, de nuevo, por kilómetro. Trenes, estaciones y demás gaitas aparte; su inversión, mantenimiento y costes operativos. Pues en España tenemos 2000 kilómetros de esas económicas líneas. Con toda su parafernalia. Y otros 2000 previstos, 1000 de los cuales dice Fomento que estarán listos en el 2015.

ave-mapa-2024[1]

Click para ampliar

Somos el 2º país del mundo tras China, ojo. 1200 millones de habitantes contra 47 millones. Tenemos más kilómetros construidos-proyectados que Francia y Alemania juntas, 148 millones de habitantes entre ambas. Y no hablemos ya de poderíos económicos. Nuestro billón de euros de PIB contra los 6,5 de China, los 2,7 de Alemania o los 2 billones de Francia. Pero es que aún hay más, ¡mucho más! ¡Porque España es una fiesta!

La alta velocidad se caracteriza porque es muy especial. Y cuando digo muy, digo MUY. Porque son muy pocos los corredores de alta velocidad que funcionan, esto es, que transportan a mucha gente. Porque si no transportan a mucha gente palman MUCHA pasta. No es como un aeropuerto, que lo cierras, le pagas al amigo del político de turno para que lo dirija aun estando cerrado a costa de llevarse 90.000€ anuales y ya. No. Aquí estás condenado a pagar unos gastos enormes aunque nadie use esa línea, que es lo más habitual. Y es lo más habitual porque, como decía antes, España es un país pobre con una población pobre —tristemente, por desgracia, la mayoría de mis lectores tendrán esto bien clarito— que no se puede permitir usar este tipo de servicio. Y aún por encima, la población española está muy diseminada y los niveles de pasajeros necesarios para que no se pierda dinero no los alcanza ninguna línea. La negrita está por algo. Para que no se pierda dinero, no para que se amortice la inversión o sea rentable.

En el 2013 la red AVE movió 14.5 millones de pasajeros. Madrid-Barcelona unos 3 millones de pasajeros. Para que un corredor de alta velocidad no palme pasta se estima que necesita 6 millones de pasajeros al año mínimo. Gente de Renfe me dijo en su momento que con 5 milloncetes bastaba para empezar a ganar dinero, pero yo no me lo termino de creer y, de todas formas, estamos muy lejos de que eso pase independientemente de lo incrédulo que sea el arriba firmante. Francia movió el año pasado 125 millones de pasajeros en sus trenes de alta velocidad. Sólo el corredor París-Lyon lleva a 30 millones de personas anualmente. Mientras tanto, Hispanistán demostraba su poderío con líneas como la Toledo-Albacete, con 9 pasajeros al día y 18.000€ diarios de pérdidas.

Wikipedia

Wikipedia

En mayo del 2009, invitado por Pepe Blanco, estuvo de visita en España el que fuese Secretario de Estado de Transportes de EEUU, Ray LaHood. Nuestro querido ministro le trajo para que flipase con el AVE. Y vaya si flipó. Y no es para menos, es algo asombroso, una tecnología de primera. Pero él, viniendo de un país insondablemente pobre como Estados Unidos, sólo podía mirar con envidia el poderío de la piel de toro. Según él, y probablemente toda la razón del mundo, los Estados Unidos de América no podían permitirse ese despliegue económico y España era, sin duda, un país muy rico. Zapatero fue de los pocos que no se enteró de que el amigo se estaba partiendo la caja a costa de todos nosotros. Justo un año después empezó el “plan de ajuste”.

Me quedan las autopistas. Otra maravillosa demostración de quién es quién, pero, si os digo la verdad, estoy cansado de documentarme y teclear. Valga decir que tras EEUU —vamos a nombrar sus 11.5 billones de euros de PIB y sus 320 millones de habitantes— y China, España es el país con más kilómetros de autopistas y autovías del mundo. Que por nuestra graciosa orografía las pagamos más caras que nadie y que, si son privadas y quiebran, ya estamos los 47 millones de pobres con la cartera abierta para rescatar lo que haga falta.

kmautopistas-2c[1]

Porque esto es Hispanistán y aquí todo el mundo se lleva su trozo del pastel. Cojones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Corrupción, Economía, España y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s