El derecho a decidir dar pena

El texto de hoy tiene mucho de opinión cruda y espontánea. No voy a pararme a, como hago habitualmente, enlazar fuentes o ilustrar el discurso con gráficos y datos. Además, conociéndome, puedo garantizar y garantizo que este no va a ser un texto agradable de leer para los malditos hippies hiper-sensibles que se ofenden por todo, la especie dominante en “la intesné” (me van a llamar fascista por eso).

12 de noviembre de 2016. Desde esa fecha no he vuelto a escribir nada en este blog. He estado un pelín ocupado con otros asuntos y ningún suceso desde entonces ha tenido importancia suficiente como para molestarme a escribir sobre él. Con esto no quiero decir que, por ejemplo, no considere un asunto capital el terrorismo yihadista (menuda mala pata, ahora me llamarán racista). Lo hago. Pero no merece la pena perder mi tiempo escribiendo sobre ello porque los idiotas ganaron la guerra cultural y recurren a las palabras “islamofobia”, “racismo”, “machismo” y “fascismo” como respuesta a todo. Así que sed felices mientras nos matan, disfrutad de lo votado y llevaos las putas manos a la cabeza mientras nazismo y la yihad pugnan por controlar Europa sin enteraros de la misa (huy, perdón, escribí misa, soy un fascista) la mitad. 

Pero hoy, rediós. Lo de hoy sí que me llama la atención. ¡Un golpe de estado de España, nada menos! Y defendido por una ingente cantidad de esos mismos idiotas progresistas (menudo facha estoy hecho) que pueblan las putas redes de los cojones. Los que se quejan del machismo mientras exigen que las musulmanas puedan usar burka (y ahora soy un patriarca opresor, esto es un no parar de ofender). Los que se quejan del nazismo y el racismo mientras muestran abiertamente su odio a los judíos (y ahora soy un sionista, si es que me lo busco yo solito, a ver si me apalean unos anti-fascistas de una vez, que me lo tengo merecido). Los que critican al capitalismo mientras se apañan para vivir sin trabajar a costa de los que doblan el lomo. Y, cómo no, los que llaman a la democracia española, una de las más abiertas y sanas del mundo —si no la que más— “dictadura”. Te lo dicen y se quedan tan anchos: “vivimos en una dictadura, nos han quitado la libertad de expresión”, clama una señora en directo en la tele. Con dos cojones. Lo mismo escribe un adolescente de 15 años que se declara comunista en Facebook. España: esa dictadura donde todo el puto mundo es libre de hacer lo que le sale de los cojones, mientras que se queja de que un ente imaginario —generalmente Franco— (coño, qué fallo, he dicho “Franco”, soy un fascista) se lo impide.

Pero vamos al turrón, Cataluña. El origen del problema catalán se remonta a la muerte de ese señor que según la izquierda gobierna en España, Francisco Franco (otra vez “Franco”, de esta no escapo). Ya, que eso no puede ser, que un muerto no puede gobernar, pero seguro que el tío tiene una ouija progresista o alguna subnormalidad así. Total, que se muere el tío Pacuco y en Cataluña unos cuantos descubren que pueden ganar un montón de dinero sin mover un dedo: amenazar al Estado con la independencia a cambio de diferentes prebendas para Cataluña —que no para los catalanes—. Son unos genios. Los putos amos.

Pujol

El más listo de la clase

Esto funciona durante décadas y hasta el día de hoy. La santísima trinidad de Felipe González, Jose María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero —este siempre destaca con luz propia— hizo todo cuanto pudo por mantener contentos a los caciques catalanes, los cuales cada vez pedían más, daban menos y tiraban de la palabra “independencia” con más facilidad. Una constante patada a seguir, un permanente “ya lo arreglará otro, que a mí me da la risa”. Aunque, en honor a la verdad, ya nos gustaría haber tenido hoy a González o Aznar en la presidencia del Gobierno, a años luz de los dos subnormales que les han sucedido.

Mientras esto pasaba la élite catalana usaba la mayor metedura de pata de la historia de la humanidad —la autonomía de las regiones españolas— para cimentar su control sobre la población: décadas de adoctrinamiento desde los medios autonómicos y las escuelas públicas. Cuando insistes constantemente en lo mismo durante toda la vida de un ser humano las posibilidades son maravillosas. Creen lo que quieres, hacen lo que quieres. No se dan cuenta de que viven una mentira, en una mundo imaginario.

Tres de las patas del banco están dispuestas: gobiernos centrales débiles ante el terror de que cuatro payasos los tilden de “fachas”, gobiernos catalanes ambiciosos, pueblo catalán servil. Y Dios (joder, otra vez, menudo fascista estoy hecho) puso a Mariano Rajoy en medio. La tormenta perfecta. Mariano cometió una osadía: decirle no a los caciques catalanes. Y esto, que considerado el cariz de lo que escribo puede parecer buena idea, no lo es. Porque para ser chulo hay que tener cojones y Mariano no los tiene porque, de nuevo, está aterrado por lo que cuatro payasos puedan decir de él en Internet. Así que dice que no, pero de manera muy progresista. El diálogo fue tal que “asín”:

—Quiero más dineros.
—No.
—Que me los des.
—Que no. Y te callas, que si no…
—Que si no, ¿qué?
—Que si no… Nada. Que no tengo pelotas*.

* Perdón por escribir “pelotas”, además de fascista soy un machista opresor como ya sabéis. Quería decir “pelotas o pelotos”.

Aquí la cacicada pantumaker (joder, y ahora soy fascista otra vez, esto es un no parar) empieza a soltar espumarajos por la boca porque, como los niños mimados que son, odian la palabra “no”. Pero hay una diferencia en el gobierno catalán, y no es pequeña. La derecha independentista catalana ya no está sola. Ahora la izquierda de nuevo cuño, —la verdadera, la del 15M, la que no arde, la rompedora de cadenas, la madre de parásitos— está en el ajo. Y estos son aún peores que los otros, porque los otros son todos ricos, niños de familias bien que sólo quieren más dinero, pero estos son unos pobres sin oficio ni beneficio cuyo único sustento depende del cuento independentista.

Total, empiezan los ultimátums. Todos sabemos lo que va a hacer el gobierno catalán porque lo anuncian constantemente y en público: elecciones hoy, golpe de estado mañana, referendum pasado mañana, independencia al otro. No, ese no que juega el Barça, al otro. Pero desde Madrid la respuesta es desconcertante porque no la hay. Sencillamente eso: no hay una puñetera respuesta. No se hace un carajo. Mariano está en su despacho leyendo el Marca y le importa todo dos cojones. Y pasa lo que pasa. El gobierno catalán da un golpe de estado y convoca un referendum ilegal. Los tribunales declaran el referendum ilegal y ordenan impedirlo. La Policía Nacional y la Guardia Civil deben impedir el referendum. Y llegamos al día de hoy, 1 de octubre de 2017, cuando los pobres adoctrinados se quedan entre las fuerzas de seguridad y las urnas, poniendo en primera línea a ancianos y niños —algo muy palestino, curiosamente— para que se lleven palos por sus derechos imaginarios. Los políticos catalanes en casa muertos de risa. El Gobierno en casa muerto de risa. Todo el mundo viendo un espectáculo bochornoso por televisión.

Esta es más o menos la historia. Acojonante, ¿verdad? Pues ahora voy a escribir cosas “random”:

—El artículo 155 de la Constitución está para algo y ese algo es lo que debió hacer Mariano: usarlo. Disolver la autonomía catalana y acabar con este show lamentable desde el día 1. Realmente esto debió hacerlo Felipe González. Bueno, realmente los padres de la Constitución debieron forjar un estado unitario y no el reino de taifas ese que es España, que sólo sirve para que impresentables vivan de la política.

—La gestión de esta crisis por parte del Gobierno ha sido nefasta, intolerable. Y la comparecencia de Rajoy esta noche, para llorar. ¿Y sabéis lo divertido? Que va a seguir ganando elecciones todo el tiempo que quiera porque los otros dan aún más lástima.

—Sí, hoy tanto la Policía como la Guardia Civil actuaron correctamente. Ellos no están para opinar, sino para hacer cumplir la Ley y los mandatos judiciales. Era público y notorio que debían tomar las urnas e impedir el voto en los colegios. Si te pones en medio y lo impides estás cometiendo un delito —o varios, capítulos I al IV del título XXII del Código Penal, que hoy ha habido de todo— y, de paso, es muy posible que te vayas con el lomo calentito para casa. Si se puede llevar a cabo sin violencia, perfecto. Y si hay que utilizar la violencia, perfecto también. Porque esta está respaldada por la Ley. La policía da hostias, es parte de su trabajo. Se llama “mundo real”. Que no os enteráis demasiado porque vivís en una democracia de puta madre, pero es lo que hay.

—No, aunque te cueste creerlo la actuación de la Policía Nacional o de la Guardia Civil no es es cosa del Gobierno, sino de los tribunales. Para mayor guasa independentista, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

—Que la policía te pegue no quiere decir que tengas razón ni, en este mucho, mucho menos que seas demócrata. Eres un golpista, ni más, ni menos. Con todas las letras: gol-pis-ta.

—No, cuatro quinceañeros cantando el “Cara al Sol” en Madrid no representen a España. Si te jode ver la bandera de España te recomiendo que hables con ese médico que la sanidad pública del Estado te proporciona, porque tiene pinta de que deberías hablar con un psicólogo. Y si te asustan más esos cuatro quinceañeros que colocar a un partido comunista como la tercera fuerza política del país, ve por urgencias, porque lo tuyo es grave.

—No, España no es una dictadura ni un puto Estado opresor porque ESTÁS DICIENDO LO QUE TE SALE DE LOS HUEVOS Y NADIE TE LO IMPIDE, TONTO DE LOS COJONES, QUE ERES “MU TONTO”.

—Los del “Sí”, esos a los que defendéis, se han dedicado a derogar unilateralmente todos los derechos constitucionales del resto de catalanes (y españoles).

—No, no todos los españoles que defendemos la Ley y la Constitución somos fascistas. Esto es una lección gratis que os doy, esto es el fascismo: https://twitter.com/GenteQueLucha/status/914016715322904576/video/1

Esto es el fascismo: https://twitter.com/JosPastr/status/914407530708824064

Esto es el fascismo: http://www.europapress.es/illes-balears/noticia-agredido-coordinador-cs-ciutadella-concentracion-contra-referendum-cataluna-20170930173014.html

Esto es el fascismo: http://www.cope.es/noticias/fin-semana/por-entregar-las-llaves-del-instituto-para-referendum-han-cesado-director_159126

Esto es el fascismo: http://www.elmundo.es/cataluna/2017/05/17/591c52e0468aeb1c4e8b4609.html

Esto es el fascismo: https://twitter.com/mromvi/status/913907516211331072

Esto es el fascismo: https://youtu.be/jINI3BavFbU

Esto es el fascismo: http://www.abc.es/espana/catalunya/abci-agreden-concejal-san-hipolito-voltrega-barcelona-201709291544_noticia.html#ns_campaign=rrss&ns_mchannel=abc-es&ns_source=tw&ns_linkname=cm-general&ns_fee=0

Y puedo seguir así todo el día, pero quiero escribir más cosas antes de que termine el partido de los Steelers.

—No te dejes engañar, en Cataluña se ha dado un golpe de estado, no ha pasado otra cosa. Golpe. De. Estado. Con todas las putas letras. Que como ese golpe lo han perpetrado sin un ejército que los respalde no lo parece, pero es lo que es.

—A los imbéciles que defendéis esto desde la izquierda: este golpe de estado, la independencia catalana, se basa en la insolidaridad y el egoísmo para con el resto de España. Cataluña es la región más próspera de España. Sí, España, por mucho que os joda leer esa palabra.

—No, el hecho de votar no es siempre legal. Y espero que nadie tenga que montar un referendum en el que la pregunta ser “¿Echamos a los musulmanes de España?” O “¿las mujeres deben salir de la cocina?” Para que esta puta obviedad la veáis clara.

—No deja de ser curioso que el proyecto secesionista necesite una tragedia como la de hoy para legitimarse.

Y hasta aquí. Ahora, a llorar al valle. Lo hemos jodido todo porque somos unos cobardes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cataluña, España, Historia, Libertades públicas, Opinión, Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s